lunes, 16 de junio de 2014

Santiago, una ciudad bella, hasta que los chilenos la ensucian.


©2014 LezanaMedia
Santiago es una ciudad bastante más linda de lo que muchos se podrían imaginar, hay varios lugares que pueden ser una sorpresa para los millones de habitantes de esta urbe; es cosa de fijarse y mirar más allá de lo que diariamente estamos dispuestos a ver.
Muchas veces caminamos sin "abrir los ojos" y nos perdemos de cosas maravillosas que están ahí. Para nosotros. Para ser aprovechadas, para que podamos ver y entender la belleza desde distintas perspectivas. Y no es necesario invertir una gran suma de dinero. De hecho solo necesitarías la plata del Transantiago y quizás algo para una bebida o un café. Así que es hora de que te animes y vayas a conocer está ciudad que puede ser sorprendente.



©2014 LezanaMedia
Aunque lamentablemente esta belleza se ve opacada por los tontos de siempre. Los mismos que sienten la necesidad morbosa de destruir lo que ellos no han pagado, los que rayan el metro, la micro, las paredes, las señales de tránsito, los baños publicos... en fin, todo lo que sea rayable o destruible. Es la esencia del chileno:
Ser sucio y descuidado.
Los mismos chilenos que critican a peruanos y bolivianos, por ser sucios.
Señores, los chilenos somos iguales, Quizás peores. O quizás acá se nota menos porque las municipalidades, las empresas privadas y el estado están constantemente invirtiendo dinero para poder limpiar los destrozos que mis queridos coterráneos provocan. si no lo hicieran, se pueden comenzar a imaginar el panorama desolador que habría en el Transantiago o en las calles de Santiago.
©2014 LezanaMedia
¿Y que tiene que ver esto con la introducción del tema? TODO. Si queremos disfrutar de nuestra ciudad, también debemos cuidarla, mantenerla limpia. Si queremos rayar algo, pues rayemos nuestras piezas (o el comedor), pero dejemos los espacios públicos limpios, para que todos puedan disfrutarlos.
©2014 LezanaMedia
Espero que esta tendencia a rayar todo se vaya acabando. Hoy, con mucha rabia me encontré con una de las escultura del Parque de las Esculturas completamente rayada, y como anexo utilizada como basurero. Y esto es algo que no se mejora quitando el lucro en la educación, ni haciendo marchas estudiantiles. Esto es algo que se enseña en casa. Seria bonito, poder llevar a un curso de niños a este parque, mostrarles las esculturas, la riqueza arquitectónica de los alrededores, los árboles. Y todo, en un entorno limpio.
©2014 LezanaMedia
Por ahora solo queda pedirles que no repliquen esas acciones. Cuiden lo que es de todos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿te gustó?¿lo detestaste?, vamos no seas timid@ y dime que es lo que piensas.