lunes, 18 de marzo de 2013

Las Vegas, vedettos softcore y hartas risas... nada más es la nueva apuesta del 13


Con hartos momentos para la risa, harto torso desnudo -extrañamente masculinos- y una explosión partió la nueva apuesta nocturna de Canal 13, llamada Las Vegas. La teleserie, en ciertos momentos, hace recordar bastante a Peleles, sobre todo en el leit motiv: personas que terminan regentando una especie de puticlub. Pero más allá de tantas calugas y paquetes, la teleserie no parece tener un sustento estable.


Yo sé que muchos de los que lean esa introductoria, me van a odiar un poquito. Pero si somos objetivos, la trama central no está como para sustentar una telenovela de más de 40 capitulos. Ya a la altura del capitulo 20, es muy probable que a Mario Horton no lo vean menenando el paquete  al ritmo de Sexy And I Know It, porque ya no va a ser necesario para llamar la atención del público, así que chiquillas aprovechen los minos que salen, porque despues es probable que los dejen de lado y no muestren nada de nada nuca más, y les apuesto que ahí la trama se va a ir al tarro de la basura.

Ahora, es innegable que Herval Abreu ha hecho un buen trabajo al darle dinamismo a la teleserie. Este inicio me recordó al muy dinámico e hilarante primer capitulo de Gatas y Tuercas. En cierto modo siento que esta telenovela es una especie de mash up de varias producciones dirigidas por Abreu. En cierto modo siento que su forma de abordar los temas se vuelve repetitiva. Espero que no pierda la frescura como le pasó a Vicente Sabatini, que termino dirigiendo como el reverendo pico unas teleseries malisimas.
Ahora, a favor de Las Vegas debo decir que es impresionante que en nuestra televisión se hayan decidido a mostra the real paquete, y lo que me impresiona más aún es que es en Canal13, les apuesto que en algún par de años veremos una telenovela que hable de algún cura gay o pedofilo o algo así. Les apuesto que eso si que le llevaria harto rating. Mi mamá se cae muerta anyway. Pero ya me fui del tema. Vuelvo a Las Vegas.

Primero, las actuaciones están harto buenas. Francisca Imboden nunca me ha convencido mucho, pero debo reconocer que tuvo sus momentos, no precisamente cuando anda llorando. las que si se robaron la película (OK, la soap opera) fueron Josefina Montané, María José Bello y Lorena Bosch -ella me encanta desde que la ví en uno de los mejores culobrones del 13 en los últimos años, Primera Dama- y por supuesto Catalina Guerra, quién pese a haber salido poquito tuvo unas intervenciones muy atinadas. Con respecto a los machos, creo que en este primer capitulo eran solamente paquete... perdón quise decir relleno... no, no insinuo que usen relleno. En fin, yo me entiendo. A quién no encontré que actuara nada de bien, fue a Noelia Arias AKA La Licenciada Tetarilli, de hecho encontré que ni de puta chana le salía bien. Bueno fumaba lindo eso sí...

Ahora, me pregunto, ¿que hicieron con todas las chiquillas que trabajaban en ese puticlub, antes de que lo convirtieran en un show de hombres en boxers? Porque finalmente este es un show de hombres vestidos. Bastante lejano a la realidad de un Show para Mujeres. Por ejemplo, esta este caballero más conocido como El Mafla, que queda con toda la presa al aire y hace hasta girar la cuestión en 360°. También este caballero se mando un show de antología en una disco en Arica en donde terminó poniendo patas al hombro a una parroquiana que le llevaba hasta su Surprise. Ahora, no sé si iremos a ver a estos muchachotes de Las Vegas poniendo en cuatro a alguna de sus visitantes. Ya veremos lo que nos depara el futuro.

Ah, les dejo recomendado este "articulo" de Loserpower: http://goo.gl/xKwyx

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿te gustó?¿lo detestaste?, vamos no seas timid@ y dime que es lo que piensas.