domingo, 18 de marzo de 2012

Cada vez más alarmistas


Hay días en los que veo los noticieros, y estoy seguro de haberlo visto casi todo. Pero no, siempre hay algo que me sorprende aún más, y que me hace pensar en que están los periodistas de este país.

Anteayer, mientras tomaba once en la casa de unos amigos, una noticia llamó mi atención: estaban hablando de una champaña sin alcohol cuyo público objetivo son los niños. La verdad es que me di vuelta, sorprendido de que estuvieran haciendo una nota sobre el producto aquel, ya que una vez yo lo compré –a un precio bastante alto- pensando que era igual (o al menos parecido) a una champaña. Craso error, la bebida en cuestión resultó ser una especie de Bilz, bastante malita.
Y me quedé mirando –y escuchando la nota-, y ahí si que me dio un pseudo ataque. El ‘reportaje’ no era para hablar de lo rica que era la falsa champaña, ni tampoco para decir que era mala y cara. NO. Era PEOR.  Todo era sobre el potencial peligro que representaría CHAMPIN –así se llama el producto- para los niños. Hasta ahí yo estaba de una pieza, y pensaba en que quizás tendría algún tipo de colorante o saborizante dañino para la salud, pero no era eso.  Después pensé en que quizás el corcho podría causar algún tipo de asfixia o ser usado como proyectil. Tampoco. Y le dieron vueltas a la cuestión. Hasta que dijeron que la bebida induciría a los niños a ser alcohólicos.
Mis amigos y yo, con cara de What The Fuck?
La lógica del reportaje era más o menos la siguiente –digo lógica para decirle de algún modo-:
  1. Champín se vende en la sección de licores del supermercado Jumbo
  2. Champín tiene la misma botella que una champaña (aunque obviaron que lleva un payaso y que dice SIN ALCOHOL en letras grandes)
  3. Champín insta a los niños a jugar a ser grandes

Y todo esto deriva en unos padres irresponsables que compran una gaseosa que cuesta más de dos lucas, para hacerle el cumpleaños número siete más entretenido a sus hijos, llevándolos a ser alcohólicos a la larga. Todo una verdadera SHIT, Y una verdadera  perdida de espacio televisivo, mientras que en Chile y en el mundo pasan cosas mucho más importantes, Teletrece muestra una nota pueril, alarmista y sin fundamento.
Supongo que toda esa gente adulta que es alcohólica hoy, cuando chicos celebraron sus cumpleaños con champaña y tragos falsos. Supongo que la señora que se toma una Primavera Virgen (sin alcohol, para los más ignorantes), es una alcohólica en potencia. Y, ¿qué me dicen de las misas de primera comunión, en donde se les da un sorbo de vino a niños menores de edad? Supongo que es una forma de hacerlos bebedores. Y si seguimos tan alarmistas, ¿que me pueden decir de la cerveza sin alcohol?¿o de que el té helado en algunos supermercados esté frente a los vinos?
La verdad es que me sorprende que alguien con la inteligencia de Iván Valenzuela presente tal nota, aún más haciendo la conexión entre la ley de tolerancia cero. También me parece risible la imagen de la bebida en el estante del supermercado, se nota grabada a la mala, así como en esos programas-denuncias en los que van tras un dealer de droga. Finalmente, es solo una bebida más. Y la crítica viene de un canal en donde exhiben programas que podrían dañar más la mente de nuestros niños _Perla, Mundos Opuestos-. EN fín, en cierto modo siempre es más fácil mirar la paja en el ojo ajeno.
Para finalizar todo, los dejo con la nota en cuestión.
(c)y(p) 2012 Canal13.

LINKS:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿te gustó?¿lo detestaste?, vamos no seas timid@ y dime que es lo que piensas.