viernes, 15 de mayo de 2009

1999!

Y ya hemos llegado al final de la década. Me he demorado más de un año en contabilizar cuales fueron ´las canciones que marcaron, de una u otra forma, los años noventa; según mi humilde forma de pensar –y siempre con la ayuda de rankings internacionales, tales como el HOT 100 AIRPLAY de BILLBOARD, el UK SINGLES CHART y otros conteos musicales.

Al ir revisando hacia atrás me he dado cuenta que muchas canciones que sonaron en las radios en los noventa quedaron fuera, y no fue a propósito, sino que a veces mi mente se volvía olvidadiza, y las saco desde dentro de mi cabezota. Pero, habrá un espacio para ellas también –canciones como Arena y Sol, La Soledad, La Gota Fría… ufff son varias.

Pero vamos al punto. Ya nos situamos en 1999, el año en el que todo el mundo hablaba de que el fin del mundo se venía, otros se preparaban para dar ‘el beso del amor eterno’ –que fue algo que el marketing inventó para la teleserie Cerro Alegre, que el Canal 13 transmitió ese año. Y ya que nos hemos situado en el tema de las telenovelas, no puedo dejar de mencionar que en 1999 el Canal Católico programó uno de los mejores culebrones que se han hecho en Chile: Fuera de Control. Y por eso, en honor a TODAS las teleseries de los noventa, es que parto con el tema central de este drama-con-toques-de-thriller. La canción es interpretada por Beto cuevas y es un cover de SodaStereo. Los dejo con Trátame Suavemente.

Y ahí pasaba la presentación de Fuera de Control.  No deja de ser irónico, que los noventas terminaran con una teleserie que estaba semi-ambientada en los ochentas.


Bueno, y con este recuento se pone fin a una etapa, y me da casi penita. Pero sigamos con la música. 1999 fue un año en el que estuvimos bien pegados a la música más desechable. Y este año hubo un renacimiento:

Aprovechándose de que la comunidad gay compra todo, sobre todo si les venden la pomada de ‘esta hecho especialmente para los homosexuales’, la anciana Cher decide probar con un estilo muy plástico y bailable y autoproclamándose la Reina Madre de los gay. Todo esto apoyado por la historia de que su hija lesbiana había terminado con su pareja… o algo así. La cosa es que en todos lados sonaba esa canción –que siempre consideré insoportable- que se llamaba Believe. Pero, aunque yo no lo quiera, es un gran referente del fin de siglo…

Y ya que estamos hablando de viejas glorias que vuelven a la música, no podemos saltarnos a Blondie, que se reunieron ese año y sacaron a la luz una canción llamada María, que en cierta forma revivía el estilo que ellos habían cultivado en los ochenta. Pero las cosas no eran lo mismo, por ejemplo Debbie estaba mas gorda y vieja… y ya no eran los ochenta, era el fin del siglo XXI. Así y todo, volvieron a ocupar los primeros lugares de los charts de musical ‘all around the world’

 

Los noventa fueron, sin duda, una e las mejores décadas. Recién empezábamos a acostumbrarnos a usar internet –que aún era muy caro esos días-, y nuestra vida más bien giraba en torno a cosas más cotidianas, como el cable y la televisión abierta… ni siquiera el Playstation –que llevaba harto rato en el mercado- era tan popular como lo es ahora. Tampoco había pokemones ni múltiples tribus urbanas… a lo más los Punks del centro.. Y teníamos miedo de que iba a quedar ‘the real cagada’ con los computadores cuando el reloj marcara el 1/01/00…

Y lo pasábamos bien, con el personal estéreo en las orejas, escuchando a la debutante Britney Spears, que usaba una corta falda de colegiala y decía que iba a llegar virgen al matrimonio… quien iba a pensar…

 

Y que bien se bailaba esos años, con harto ritmo… y mientras más plástico fuera el ritmo más vendía. ya pasamos por Cher y su canción Believe. Pero no hemos ido a Europa aún, desde donde siempre nos llega lo mejor en cuanto a la música bailable. Y no podemos olvidar que los años noventa fueron EL año del europop, que tuvo su último suspiro en bandas como Aqua… y que mostraron una transición hacia un dance más duro como el de Vengaboys. De ellos no hay mucho que decir, solo que eran multinacionales establecidos en Holanda, y que nunca creí que ellos mismos cantaran… ah, y que había un mino en mi Universidad que era igual al del sombrero de vaquero… en fin, esto es la canción con más contenido de los 90’s: Up and Down… y noten que los pokemones bailan su para para que es lo mismo que estos chicos bailaban… HACE DIEZ AÑOS ATRAS!!!!!

Pero no todo fue música dance, también le llevó la onda mas lenta, como anunciando el cataclismo que se nos iba a venir encima… Hoy, escuche que el medico de mi sobrina lleva beeper… ¿alguien se acuerda de ese adminiculo? Yo pensé que ya ni siquiera tenían servicio, en fin quizás aun hay servicio de telégrafo… En fin, les decía que también la música más reposada estaba de moda. Acá no era muy conocido, pero en USA gozaba de harta fama –y en Europa también- y su inclusión en la banda sonora de la película ‘la Playa’ le abrió las puertas a las radios de nuestro país. Hablo do Moby y su canción Porcelain.

 

Uff, el 99 a mi me gustaba un tipo de segundo medio –yo estaba en cuarto- pero, no me digan profanador, porque el cabro en cuestión era mayor que yo… en fin, había una canción ese año en la radio que se llamaba Rockafeller Skank y que me lo recordaba todo el rato. Así que vamos con Fat Boy Slim y su Rockafeller Skank.

Y bueno, el siglo termino con una  banda de covers sonando en las radios: A Teens, que fueron como el minuto en que todos los tipos que salen en Yingo –los más jóvenes of course- empezaron a escuchar música. Bueno termino este recuento de los años noventa con Mamma Mia, que ha vuelto a estar de moda diez años más tarde, gracias a la película homónima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿te gustó?¿lo detestaste?, vamos no seas timid@ y dime que es lo que piensas.