jueves, 26 de junio de 2014

Una visión del problema de la educación chilena

educacion.usach.cl
Llevamos años intentando encontrar una solución al problema de la educación en Chile. Desde que yo estaba en octavo básico que vengo escuchando el concepto de reforma educacional, y desde esa misma época en que no se ve un cambio realmente efectivo en la instrucción de los jóvenes. Se han alargado las jornadas, se han modificado los contenidos y se les ha cambiado el nombre a las materias. Pero, al parecer nada ha sido exitoso, y ahora tenemos marchas de estudiantes, tomas de colegios y asambleas de escolares que discuten de que forma se puede arreglar la instruccion primaria y secundaria.



EL LUCRO COMO TEMA

La discusión, en los últimos años, se ha focalizado en el tema del lucro en la educación. De acuerdo a la Ley vigente (Ley General de Educación, 2009), nadie se debiese enriquecer gracias a la educación. Aunque, en esa dualidad tan propia de las leyes, permite el funcionamiento de sociedades dedicadas a la educación  en las cuales se puede inferir que estas se van a enriquecer al prestar estos servicios. ¿Cuál es el problema de todo esto? ¿No es justo que alguien impulse un negocio educativo fructifero que le permita llenarse los bolsillos a alguien?
De acuerdo al punto de vista de muchos la respuesta debiese ser un NO ROTUNDO. Otros, mas moderados, dicen que si puede ser posible siempre y cuando no se utilice recursos del gobierno para estos fines. Lo cual saca de la carrera a los colegios subvencionados. Hasta ahi, podemos hablar que es justo. Un sostenedor no debe enriquecerse a expensas de los recursos de todos los chilenos. Pero esto, no es el equivalente a que la educación en chile es mala debido a que existe lucro.
Hay colegios subvencionados, que han sido acusados de lucrar, y que tienen un alto estandar de educación. Hay colegios particulares, en los cuales es innegable la intención de lucrar, que obtienen excelentes resultados. Y tenemos tambien el caso contrario. Colegios municipales, en los cuales NO se lucra con resultados muy malos, y los llamados colegios emblemáticos que son reconocidos por todos...
entonces, lo que acá queda preguntarse es:
¿El lucro es el causante de todos los problemas educacionales en Chile? ¿Si terminamos con el lucro, la educación en Chile mejorará?.
De acuerdo al parecer de las autoridades actuales la respuesta es si. Si las personas dejan de enriquecerse con la educación esta mejorará de manera efectiva.
Lamentablemente, se están dejando otros temas de lado.

LA JORNADA COMPLETA

A mediado de los años 90 comenzó a funcionar la Jornada Escolar Completa, que aumentaba el número de horas que el estudiante pasaría en su colegio. La idea ante todo era poder formar una persona más integral, o sea el estudiante que saliera del colegio ya no sería solo conocimientos sino que el establecimiento educacional formaría a una persona que integra en los contextos morales, fisicos, artisticos, intelectuales y espirituales. Si lo leemos así, podemos decir que la escuela pasaría a suplantar a la familia, que fue la institución que formó al joven en los puntos distintos al intelectual. 
Lamentablemente esto no parece haber sido exitoso. Ahora tenemos jóvenes que agreden a sus profesores en los colegios. Jóvenes que son mayormente propensos a las drogas. Y lo peor es que nadie se hacem cargo de esos problemas. Por un lado, tenemos que los pedagogos indican que ellos están para inculcar conocimientos y una base de socialización, pero que la moral y el resto de las cosas se enseñan en casa. Y por otra parte, tenemos a los padres, que dicen que ellos no pasan mucho tiempo con sus hijos y que la escuela no está cumpliendo con su deber de formar personas integrales. Y acá podríamos comenzar una discusión largusima. Pero por el momento la dejaremos hasta acá, por que hay otro punto de la jornada completa que me gustaría comentar.
Cuando comenzó la JEC siempre se habló de que los estudiantes llegarian a su casa solo a repasar los contenidos ya que no habría "tarea para la casa" y que los contenidos para las pruebas serian totalmente reforzados en el horario de colegio. Esto, en la mayoría de los casos no es asi.
He visto a estos estudiantes que llegan tipo seis de la tarde a su casa, para ponerse a hacer maquetas, carpetas, tareas de matemáticas y además estudiar y socializar con sus familias. Y todo esto, ¿ha servido para que tengamos estos jóvenes "integrales"?
Les dejo a ustedes la tarea de pensar una respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿te gustó?¿lo detestaste?, vamos no seas timid@ y dime que es lo que piensas.