martes, 27 de diciembre de 2011

Ahhh la histeria

foto robada desde otro sitio web
No puedo partir esta entrada sin ser autoreferente. YO pertenezco a ese porcentaje de la población chilena que se podría denominar histérico. Me molesta la gente que escribe con faltas de ortografía -aunque la mía no es perfecta-, la gente que se da muchas vueltas para contar algo, el pelo de las minas en el metro, los escolares que no se sacan la mochila en la micro, el aire acondicionado en el trabajo y un largo etcétera. Pero, ¿soy yo el único?
 Me atrevería a decir que en Chile somo bien histéricos, siempre estamos reclamando en contra de algo, siempre nos molesta algo. Lo peor de esta histeria es que no lo utilizamos para lograr que lo que nos disgusta cambie. NO. Simplemente lo dejamos ahí. Masticamos la rabia, ponemos cara de pico y murmuramos una frase inentendible. Y ahí queda todo, igual. Y a veces llegamos a más con esa histeria, reclamamos que van a poner una planta termoeléctrica en Whatevercity, pero cuando nos indican que el optar al uso de energías alternativas más limpias sería más caro volvemos a reclamar... Y después vienen las fallas energéticas y hay otro malestar más, pero seguimos empecinados en que la termoeléctrica es mala y la energía alternativa también. ¿Alguién le podría dar una solución a este país en materia energética?
Cuando asumió la Presidente Bachelet, las criticas a su gestión llovieron. desde comentarios mal intencionados desde su mismo sector politico hasta comentarios de la entonces oposición indicando que daba con el ancho, pero no con la altura o, ¿como olvidar?, esa notable portada de The Clinic que decía Bip Bip Burra. Y aún su gestión no había comenzado. Haciéndose cargo de un mal gobierno anterior -pero muy populista-, los dos primeros años parecieron de mas errores que aciertos.Y los mismo pasa ahora con don Sebastían. ¿que ha hecho mal?. Pues, para ser sinceros, nada. pero ha surgido esta histeria nacional. Y de hecho, nombro como portadora de toda esta histeria del NO crear soluciones, a Camila. Si poh... la misma Camila Vallejos. Ahí ha salido a protestar, ha reclamado, se ha puesto histérica, se ha pegado su viajecito y le ha mandado saludos a Chavez. ¿Y que ha hecho ella por encontrar una verdadera solución al conflicto estudiantil? Pues nada tampoco. Solamente decir No y No y nuevamente No a las propuestas que le ha hecho el Gobierno. Y, ya no queda ninguna duda, es solamente porque a ella, y a sus compañeros, no les agrada que el Presidente sea Piñera. A mi tampoco me agrada él. Pero creo que sin una actitud constructiva es muy difícil que lleguemos hacía algún sitio.
Lo mismo pasa en los trabajos. Todos detestan al jefe, que el viejo weona y la vieja culiá. Pero, cuantos hemos sido constructivos y hemos intentado de dar algu8na solución a lo que nos molesta tanto. Yo desde mi histerismo no lo he hecho. Muchas veces he preferido reclamar desde mi trinchera -bien cuidado y protegido- antes que hacer algo por cambiar las cosas.
Y para finalizar esto de la histeria. ¿Se han dado cuenta lo histéricas que son las minas? Se me ocurrió la idea de este post, mientras leía en Zancada a una chica que cuando olvidaba su bolsa reutilizable, era presa de la histeria y, cito textualmente:
y esas veces el par de cuadras que camino del supermercado a mi casa con una bolsa plástica en la mano voy muerta de vergüenza y juro que todo el mundo me mira y juzga por eso.
Después de leer eso, me di cuenta que TAN histérico no soy....

2 comentarios:

  1. Jon, yo si hice una critica constructiva en pega y no he recibido aun soluciones, por el contrario, me saque la cresta trabajando el mes pasado , Diciembre, y me dieron un puto bono de 20 lucas... eso me gane con mi critica constructiva y por preocuparme de un negocio que no es el mio...

    ResponderEliminar
  2. Pero, más allá de hacer la crítica constructiva la idea sería subirse a la maquina y hacer cambiar las cosas desde dentro, porque uno las va cambiando, aunque sea un cambio mínimo. Sé que eso es algo muy utópico y difícil de hacer, pero es ir un paso más allá de la crítica -ya sea constructiva o destructiva- , es construir.

    ResponderEliminar

¿te gustó?¿lo detestaste?, vamos no seas timid@ y dime que es lo que piensas.