domingo, 27 de noviembre de 2011

Guerra de Podcasts


Estas últimas semanas me he vuelto a conectar con el mundo de los podcasts, el cual había abandonado hace mucho tiempo ya, debido a que la oferta que había en el mercado se habia puesto bastante fome. Incluso yo tuve mi propio podcast, aun disponible en Podcaster.cl. Pero ya me estoy saliendo del tema. La cosa no es hablar de mi. Sino que hablar de dos podcast que han llamado mi atencion en estos dias, uno de ellos es el de Constanza Michelson y Jose Miguel Villouta -sep, me cae bien el cabro y encuentro que hace cosas choras- que se llama Abajo el Amor, y el otro es el de Pedro Ruminott y Felipe Avello, de nombre Tierra2.

El primero lleva mas de un año dando vueltas en la web, y aunque me resistí a escucharlo porque las primeras emisiones me parecieron malas, un dia de franco aburrimiento en la casa -después de que ya habia jugado todos los juegos disponibles en facebook, en mi celular y en google+-, me tire a la piscina lo busque y me puse a escucharlo. Y debo reconocer que me reencontré con ese sentido de la ironía tan fina que había extrañado por mucho tiempo, el chiste preciso con el nivel de desatino justo, una partner que en las primeras emisiones era mas bien fomecita se había convertido en alguien que ya cacha para donde va la moto, y que sabe llevar a Jose Miguel como el necesita que lo lleven. El capitulo que escuche aquella vez fue el ultimo en el que leían una carta de un auditor, y no pude parar de reirme. Casi me hizo recordar los dias en los que esperaba con ansias la entrega mas nueva de Con el dedo en el ombligo. Pero abajo el Amor es distinto. Tiene cierta profundidad que no tenia el anterior podcast de Villouta, hay una preocupación mas real por las problemáticas humanas -y por las del mismo conductor-, lo que lo hace ser un poco mas al hueso. Es como el mismo Jose Miguel Villouta de tu la llevai y Superpop y de La Grua, pero mas maduro. De hecho, es mas amigable en su propio espacio que verlo en Intrusos, donde lo noto mas retraído, como si tuviera un poco de miedo por lo que le podrían decir sus compañeros de panel. Espero que esta vez no pase lo que suele pasar con sus proyectos, que son dejados de lado sin ninguna razon aparente -o sin mediar un goodbye- (Con el dedo en el ombligo, Gorilablog) o que los azares del destino hacen que finalicen y dejen a los fanaticos esperando la segunda patita (Los Nuevos Chilenos, La Grua), y que cuando llegue el minuto del final -todo siempre se acaba alguna vez- haya un capitulo que diga CAPITULO FINAL. Mientras tanto, solo les puedo decir que se los recomiendo.
Con respecto a Tierra2, lo comencé a escuchar, por un comentario hecho en Abajo el amor, y me dije, bueno esta este señor Ruminot, que para algunos parece ser tan gracioso, ademas tiene su sex appeal tambien, asi que dije escuchemoslo.  los 10 primeros minutos fueron una tortura, el audio malo, Felipe Avello gritando como chancho al que aprietan, y los invitados -venidos directamente desde el reducto del stand up fomedy nacional El Club de la Fome... ejem... Comedia, don Sergio Freire y don Fabrizio Copano, parecían no cachar nada. Yo tampoco, debo reconocerlo. Despues como que la cosa comenzo a entrar en algo parecido a un ascenso, pero Avello -a quien alguna vez encontre transgresor y entretenido- hacia los esfuerzos por arruinar lo poco bueno que habia. Finalemente como que todos se dieron por vencidos, Fabrizio Copano volvio a ser el personaje que me caia tan mal -su tiempo en Con el dedo en el ombligo me hizo respetarlo como comediante y creador-, Sergio freire apenas se escucho. Y por sobre todas las cosas, este podcast me reafrimo la idea de que Pedro Ruminot solamente es tolerable con el televisor en mute y haciendo ese personaje cachondon que era el Hombre Ardiente. Escucharlo no vale mayormente la pena. ¿Graciosos? Muy poco. Solamente Felipe Avello logro -pese a esos gritos insufribles para alguien que escucha el podcast con audifonos y no con el altavoz del celular- sacarme alguna sonrisas. Aunque debo reconocer que me parecio muy, pero muy molesto que no pudieran molestar con el suicidio de Salvador Allende, ya que eso parecia ser como un aji en el culo de Ruminot. Asi que, finalmente sacaron a la Señora Lucia -que tambien, porque negarlo- es motivo de harta risa. En fin. Solo recomendable para los masoquistas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿te gustó?¿lo detestaste?, vamos no seas timid@ y dime que es lo que piensas.