martes, 23 de junio de 2009

Las minas...

  Hacía rato que no me dedicaba a criticar algo. Y hoy criticaré minas... No, no me he vuelto misógino, ni tampoco me pondré a criticar tetas y potos de minas. Me pondré a criticar algunas cosas escritas por ellas.
ZancadaEn estos meses, por cosas de la vida, me he vuelto lector asiduo de un blog de minas -que es bien popular, con hartas visitas y comentarios- llamado ZANCADA. No es la enciclopedia británica, ni hay temas densos, y eso es lo que se agradece, que uno pueda ir saltando de un tema tan insustancial como la última colección de Burberrys a cual es la comida favorita de cada una de las lectoras este invierno. Al final uno termina lleno de datos que nunca pensó en tener almacenados en su cabeza -por ejemplo, yo ahora sé que la ropa maternal de la tienda Apple tiene las costuras ásperas-, y que en verdad quizás nunca tengan ninguna utilidad, pero al final del día uno termina usándolos igual.
En contra podría decir que algunas colaboradoras de Zancada son un poco fomes para escribir, quizás demasiado simples. o quizás demasiado minas. De hecho, al leer uno puede notar perfectamente que quienes escriben son mujeres y no hombres, y va en el usos de las palabras, quizás hay más suavidad en la entrega de la información, cosa que en este caso se vuelve un poco en contra, cuando el lector es hombre, porque probablemente a las otras señoras y señoritas no les importa que todo sea tan rosa.
Bueno, al final solo me queda decir, que a pesar de 'EL' punto negativo, me agrada leer a las chicas estas, y cachar en que movida van algunas de las minas.

PaulaHay otra publicación dedicada a l 'sector femenino', que me dio por leer -pero que he dejado de lado estas semanas- es Paula.cl. La mayoría de los artículos están bien entretenidos, y bien alejados del sentimentalismo -por llamarlo de alguna forma- que vemos en Zancada. hay una columna escrita por un hombre -periodista, que estaba cesante, con guagua- que es bien entretenida. Y uno puede encontrar reportajes antiguos -la entrevista que le hicieron a la Geisha Shilena, antes de ser famous por ejemplo-, y datos varios para comprar cosas como te importado y otras delicatessen (de las que yo me declaro fan al 100%).
Pero, todo tiene su lado malo, y en este caso viene de la mano de otra columnista, que es Teresa Campano. Un intento de Carrie de Sexo en la ciudad, pero malo y rasca. No sé, se me imagina que es una vieja cincuentona -quizás de sesenta- con ánimos de parecer progresista, moderna, posmo, cosmo y whatever ella quiera llamarse. Pero cuando uno lee la columna, se da cuenta que todo es fingido y forzado. Su forma de hablar libremente de sexo me parece vulgar y falto de finura. Y si, peca de ser demasiado mujer para escribir. Quizás le hacen falta algunas clases de redacción...

1 comentario:

  1. Leo Zancada y Paula y coíncido en que esa pseudo mapuchilean Carrie bRadshow es como el culo, no le resulta. No hizo la adaptación tan buena como para tener la patudez de copiarla.

    ResponderEliminar

¿te gustó?¿lo detestaste?, vamos no seas timid@ y dime que es lo que piensas.